miércoles, 17 de diciembre de 2014

Trapos sucios.

Fue darse a conocer la primera encuesta, que daba la victoria al PSOE  y iniciarse un ruido sospechoso en los entornos del partido socialista. La prensa pro gubernamental aprovecho la ocasión para poner en marcha su artillería y la prensa más proclive a los socialistas también acompaño en el embarrado del terreno. El PSOE y sus "barones regionales" tienen un problema de credibilidad que no terminan de creerse y que si no lo remedian por la vía rápida va a terminar mal para sus intereses y para el interés general. Algunas declaraciones de responsables regionales son inaceptables y parece que no son ni involuntarias ni inocentes. Las declaraciones del socialista andaluz Juan Cornejo dejando en un "ya veremos" la respuesta a una pregunta que le preguntaba por el apoyo al Secretario General de cara a unas futuras primarias para decidir el candidato a la Moncloa, solo pueden ser calificadas de inoportunas e inadecuadas. Los silencios de Susana Díaz o sus evasivas me recuerdan el acoso al que algunos compañeros sometieron a Rubalcaba, antes de las europeas. El resultado salta a la vista.
Querer responsabilizar exclusivamente,  a Pedro Sánchez del resultado de la municipales y de las autonómicas allá donde se celebren es infantilismo político y mala fe. Todo parece indicar que algunos se ponen la venda antes de la herida por lo que pueda pasar. Como mínimo  Susana díaz es tan responsable del resultado de los municipios andaluces como Pedro Sánchez, eso siendo benévolos y bien intencionados. E igual que Díaz  el resto de los secretarios generales de todas las federaciones. Por no hablar de las direcciones locales  y las ejecutivas autonómicas . El ruido y la tensión interna perjudica a todo el partido y a los simpatizantes y votantes del PSOE y desvían fuerzas hacia la lucha interna que tenian que estar dedicadas exclusivamente a buscar soluciones a los problemas de la gente.
Por otra parte, algunos tendrían que recordar que las primarias, para la candidatura a la Presidencia del gobierno, son abiertas. Los simpatizantes tienen derecho a expresar su parecer y nos podemos encontrar con un gran numero de votantes que no sean miembros de la organización y que van a votar según sus criterios que no tienen por qué ser los de los que más ruido hacen. Primarias a la que se tendría que facilitar la presentación de candidatos reduciendo al mínimo los avales necesarios. Pedro Sánchez ya ha dejado claro su voluntad de presentarse, así que los que quieran disputar  el mando ya saben el camino que tienen que utilizar.
Cuando se han desarrollado las primarias para Secretario General he apuntado que el PSOE no era precisamente el partido mejor preparado para este tipo de elecciones y mantengo ese punto de vista, me parece que el ruido interno actual es producto de esa falta de adecuación.