jueves, 8 de marzo de 2012

Elecciones autonómicas.

Esta noche, a las 24 horas se inicia, en Asturias y Andalucía una nueva campaña electoral. Por lo que respecta a nuestra región se trata de la tercera consulta electoral en un año, un poco demasiado para la mínima estabilidad necesaria para una sensata vida política. He leído, no recuerdo donde que esto nos pasaba a los asturianos por votar "a lo venezolano". No he entendido muy bien lo que se quería decir pero me parece que no era nada bueno. Aquí, la gente ha votado a alguien que aún no se muy bien lo que le llevo a presentarse y que ha sido el mayor fracaso de una derecha antigua y desfasada que se ha llenado la boca de asturiania y de Jovellanos. Cascos es no solo el fracaso de los que lo votaron también es el fracaso de dos de los tres periódicos asturianos, el fracaso de la idea bucólica y salmonera de Asturias y de la Asturias del tambor y la gaita. Cascos es la negación del progreso y de la inteligencia, la reducción de la arquitectura al hórreo y poco más. El cierre del Niemeyer es lo prueba del ocho de lo que puede dar de si este personaje y su gente que hasta se atrevieron a retomar la figura del ganchero en nuestros ríos.
He sentido ridículo propio y vergüenza escuchando no solo al señor Cascos sino también a muchos de sus descubrimientos "políticos" como el consejero de cultura o el máximo responsable del puerto de Avilés. Cuando piensa un calificativo para toda esta gente solo se me ocurre vulgar.

No hay comentarios: