miércoles, 12 de mayo de 2010

Las razones de los socialistas.


El pleno del agua esta a punto de iniciarse, en el ayuntamiento de Castrillón y desde esta mañana el PSOE local inicio una intensa campaña de buzoneo, casa a casa. En un escrito de dos páginas el partido socialista explica su postura de rechazo a la pretensión de su socio de gobierno de dejar desierto el concurso convocado, en 2006 por el PP, para crear una sociedad de gestión mixta.


CARTA A LOS VECINOS DE CASTRILLÓN A PROPOSITO DEL CONTENCIOSO SOBRE EL SERVICIO DE EXPLOTACIÓN DEL AGUA

El escrito de la gestora socialista apunta:
“El agua es un bien universal básico, imprescindible para el desarrollo de la vida y de la sociedad. Al igual que el derecho a la Justicia, a la Educación, a la Cultura y a la Sanidad, el agua es un derecho y no un bien de consumo. No es objetivo de los socialistas mercadear con el agua, si no procurar suministrar agua sin mas coste económico que lo que cueste llevarla hasta nuestras casas y devolverla a la naturaleza depurada.
La comisión gestora del PSOE en Castrillón, desea explicar a los ciudadanos de este concejo, su posición con respecto al polémico asunto de la privatización y concesión del servicio de abastecimiento y explotación del agua a una empresa privada.
El cambio de modelo de gestión del agua, dejando de ser un servicio público a un servicio privado, fue propuesto por el Partido Popular en 2006. A esta decisión tanto el PSOE, como otras fuerzas políticas, asociaciones de vecinos y sindicatos se opusieron, creando una plataforma y realizando una movilización ciudadana como hacía años que no se veía en Castrillón. Finalmente el servicio de gestión del agua fue privatizado en el pleno del 23 de febrero de 2006 con los votos de PP, cuando el PSOE no tenía representación institucional en el ayuntamiento.
En otro pleno, celebrado en octubre de 2006, se concedió la explotación del servicio de agua a la empresa Aqualia, con los votos del PP y concejales no adscritos, los expulsados del PSOE, nuevamente sin que nuestro partido tuviera representación institucional. Este pleno se ajustó plenamente a derecho, por lo que servicio de explotación del agua actualmente es privado, no lo pudimos evitar. Así lo indica el juez en su auto de noviembre de 2008. Dicho pleno fue anulado posteriormente por resolución judicial ante una demanda de I.U., por un defecto de forma, o sea por otra chapuza del PP, nervioso por adjudicar cuanto antes un asunto extremadamente relevante para el municipio.
Ante esta situación, con una orden judicial de anular el contrato con Aqualia, el PSOE, estudia, analiza y explora otras formas posibles de gestión que resulten menos perjudiciales para los ciudadanos. De los dos informes jurídicos (basado en leyes, no en opiniones políticas) solicitados por el PSOE y del informe emitido por el Secretario del Ayuntamiento a petición de los cinco actuales concejales socialistas, queda claro que la anulación del pleno y por tanto la nulidad del contrato con Aqualia es por culpa de la mala gestión de los regidores municipales, por no entregar a los concejales un informe importante, emitido por una ingeniería externa sobre las dos ofertas presentadas, a su debido tiempo y no por culpa de la empresa Aqualia. Los tres informes dejan claro el derecho de la empresa a obtener una indemnización, a que se le devuelva todo lo aportado, tanto el dinero entregado al Ayuntamiento como las inversiones realizadas y al llamado lucro cesante, es decir lo que va a dejar de ganar en los próximos 21 años. Hay que aclarar que las empresas que concursan a quedarse con el servicio ofrecen un dinero inicialmente al ayuntamiento que se llama canon y que luego van cobrando poco a poco en la factura a los vecinos durante 25 años. Cuanto mas alto es el canon mas aumenta la factura.
Hay algún concejal, con responsabilidad de gobierno, que ha opinado públicamente en un pleno reciente, que ante esta situación, el concurso puede dejarse desierto y así volver a sacarlo a concurso y obtener más beneficios para el ayuntamiento. Es extraño, el mismo discurso de la derecha en un concejal de la izquierda.
Ni una cosa ni la otra son posibles, ni ciertas. No se puede dejar desierto el concurso pues las dos ofertas presentadas (han sido dos empresas) son conformes al pliego de condiciones, según el informe admitido por el juez, el de la ingeniería externa, así lo indica el artículo 35 de la ley de Contratos del Sector Público, y no se puede pretender obtener mas beneficios porque la resolución judicial del 16 de abril de 2010, indica que en caso de pretender dejar desierta la adjudicación, no está en función de que fuera a resultar mas ventajoso económicamente.
En cualquier caso el ciudadano debe saber que el canon que cualquier empresa abone o haya abonado al Ayuntamiento, procede de un crédito bancario que ésta ha solicitado a un banco y que el ciudadano va a devolver pagando todos los trimestres unos euros mas en el recibo del agua, y que abonar una indemnización a Aqualia, que
se cifra en varios millones de euros, no decimos cuantos para no asustar y porque lo ha de determinar el juez, saldría nuevamente de los bolsillos de los vecinos.
Quede claro, que la privatización del servicio del agua ha encarecido en un 31% el precio de ésta, que se privatizó a la carrera y con defectos, que se ”convenció” a concejales supuestamente socialistas para que votaran con la derecha y que no se miró por el interés del ciudadano si no por el interés político y económico del gobierno del PP.
El partido Socialista de Castrillón siempre tuvo claro todo lo aquí indicado y eludió llevar a los tribunales este asunto por considerar que cuanto menos se acuda a peleas en los juzgados mas tiempo se dedica en nuevos proyectos y en trabajos para mejorar la vida de los ciudadanos. Este asunto a restado muchísimas horas de dedicación a otros proyectos. También tuvo siempre claro que lo menos malo, que no lo mejor, fue dejar las cosas como estaban ya que todo este embrollo lo gestionó la derecha y a ella le corresponde el mérito de encarecer el precio del agua.
La anulación del contrato del agua y concesión a otra empresa supondrá una indemnización millonaria y supondría la paralización de todos los proyectos municipales durante años por falta de dinero para realizarlos y aumentar nuevamente el precio del recibo del agua, por lo que nuestra postura, la del PSOE, será anular el contrato con Aqualia porque lo manda el juez y proponer contratar, esta vez de forma correcta, a Aqualia para que continúe con el contrato de explotación del servicio de agua. Para nosotros la sensatez está por encima de una postura política.
Esperamos que podáis comprender esta difícil decisión, debidamente razonada en este escrito. Los expertos en interpretar las leyes nos dicen que cualquier otra postura sería ruinosa económicamente para los ciudadanos de Castrillón. Esperamos también que nuestro socio de gobierno lo entienda y que esto no altere la relación actual y poder seguir gobernando juntos lo que resta de legislatura, por el buen servicio a los ciudadanos de Castrillón.”

2 comentarios:

Dry Martini dijo...

Lo que te has perdido Colero. Viendo lo visto cualquier esperanza en que en Castrillón seamos gobernados por alguien medio normal se va al carajo.

Manuel Colero dijo...

Yo hace como poco más o menos 11 o 12 años que no asisto a un pleno.