miércoles, 24 de marzo de 2010

La playa de Salinas.


El debate sobre la solución a la falta de arena de la playa de Salinas, se esta empantanando entre posicionamientos políticos radicales, posturas personalistas e interesadas y falta de posicionamientos con bases firmes y comprobables. Esto sucede sobre todo por no querer esperar el informe de costas y las soluciones que este organismo planteará.
Para mi humilde entender, es tan absurdo el pretender tirar los edificios de la primera línea de playa como pretender condenar el puerto de Avilés. El tirar los edificios solo se le puede ocurrir a un iluminado que solo pretende calentar el ambiente para sacar tajada política del tema. Lo mismo digo de los que para salvar la playa proponen condena el puerto comercial de Avilés. Ya lo he escrito otra vez, menos mal que existen otras soluciones porque si no la playa llevaría las de perder.
Mención a parte merece la actitud de ciertos miembros del grupo de Internet “Salvemos la playa de Salinas” que no han asimilado la escasa asistencia a su convocatoria y se dedican a querer matar el mensajero. Que se pregunten si sus comentarios en el grupo no pueden ser la primera razón del fracaso. Y me gustaría decirles que yo estoy orgulloso de tener carnet del PSOE.
Por el momento, en el tema de Salinas los que menos han dado la legua son los que más están haciendo por salvarla. Esperemos el informe de Costas y confiemos en su buen criterio para defender tanto los intereses públicos como privados.

1 comentario:

JanuskieZ dijo...

Hi... Looking ways to market your blog? try this: http://bit.ly/instantvisitors