jueves, 5 de febrero de 2009

Paternidad dudosa.


El cierre de los presupuestos del 2009, sigue sin producirse por desencuentro entre los dos partidos de izquierdas. Según “La Nueva” todo se resume a una disputa de paternidad, y más concretamente un ataque de celos por las partidas de los fondos europeos dedicados a al entorno de la mina de Arnao. Los socialista, en su pagina Web denuncian que las discrepancias las “han creado los socios de gobierno”. Que no se preocupen los vecinos, la sangre no llegará al río y los presupuestos se aprobaran, en breve. Lo que yo me pregunto es si se congelarán los sueldos como se aprobó, en sesión plenaria o si se hará la interpretación defendida por la alcaldesa y el portavoz socialista que aseguraron que congelar es subir el IPC. Que conste que es un poco la discusión del huevo y el fuero, pues este año el IPC no da para mucho pero son los pequeños detalles los que te muestras como es la gente.

2 comentarios:

Antitrepa dijo...

Sí no sabes quíen es el padre hazle la pruba de partenidad.
Igual te llevas una sorpresa

Manuel Colero dijo...

Lo único que digo es que el equipo de gobierno no tiene claro quien es el padre de la criatura. Es decir de los presupuestos y nada más.